¿Cómo Te Motiva Tu Comunidad a Aprender un Idioma?

No todas las personas hablan el mismo idioma. Cortesía de The Ethnos Project.

Todas las personas saben la sensación cuando se camina en un cuarto para agarrar algo y se olvida por completo de lo que es, o cuando se intenta contarle una historia a alguien y no se puede recordar un cierto detalle. Cuando esto sucede, el conocimiento o la información que estamos tratando de adquirir está en la punta de nuestra lengua, pero simplemente no podemos recordar lo que estábamos tratando de hacer. Algo similar sucede cuando estamos tratando de recordar un idioma al que no hemos estado expuestos en mucho tiempo. Las palabras que solíamos saber con facilidad son mucho más difíciles de recuperar porque no las hemos pronunciado en mucho tiempo. Es muy difícil mantener el conocimiento del idioma cuando no es algo que hablemos ni escuchemos a menudo en nuestra vida cotidiana y esta pérdida de exposición puede conducir a la pérdida de la lengua. Esta pérdida del idioma es, esencialmente, cuando una persona o un grupo de personas pierden la capacidad de hablar un idioma. Vemos que sucede a menudo en los Estados Unidos por la fuerte defensa del habla inglesa en este país, junto con una falta de aceptación de otros idiomas (Khazan, 2021). Esto es exactamente lo que le sucedió a mi padre cuando se trataba de su conocimiento del idioma alemán.

Hay muchos métodos diferentes para aprender un idioma y muchos métodos diferentes han demostrado su éxito relativo dependiendo de la persona. Algunos de los métodos más populares incluyen practicar el vocabulario, pasar tiempo escribiendo, escuchando música, hablando mucho, etc. “Learning a language is a process of acquiring conscious control of the phonological, grammatical and lexical patterns of a second language, largely through study and analysis of these patterns as a body of knowledge” (Strevens, 1973, p. 151). Por lo general, esto implica una variedad de métodos de estudio diferentes para comprender completamente la función de un idioma y los diferentes aspectos que lo hacen único. Es un proceso continuo que se fortalece con mucha práctica y, típicamente, debe practicarse con frecuencia para que la lengua se mantenga. Uno de los métodos más populares para aprender un idioma es pasar mucho tiempo hablándolo, sumergiéndose completamente en el idioma porque esto ayuda a comprender mejor cómo funciona. Esto a menudo se conoce como el método directo donde se anima a que los principiantes hablen el idioma que están aprendiendo todo el tiempo, que les ayuda a aprenderlo de forma más natural como aprendieron su primera lengua cuando eran niños (Ludwig, 2021). Para los adolescentes es mucho más fácil aprender un idioma porque sus cerebros aún se están desarrollando y pueden absorber mejor nueva información. “Learning language is part of their brain chemistry. They are literally built to absorb information” (Breon, 2014, párr. 2). Por esta razón, estar rodeado de un idioma a una edad temprana como lo estaba mi padre, les permite tener una mejor comprensión de cómo funciona el idioma desde una edad temprana. Los adolescentes frecuentemente aprenderán a una edad temprana a usar el idioma en situaciones significativas (Strevens, 1973). La conexión de mi padre con los miembros de su familia que hablaban alemán cuando era joven lo ayudó a aprender de esta manera.

Una foto de mi padre y sus hermanos, de la época en que mi padre empezó a aprender más alemán. Cortesía de Erwin Heerdegen.

La ascendencia alemana es algo muy importante para la familia de mi padre. Mis bisabuelos llegaron a Estados Unidos desde Alemania después de la Primera Guerra Mundial. Después de la guerra, Alemania pasó por una severa depresión económica (Castillo, 2003) y mis bisabuelos querían hacer una vida mejor para sí mismos. Llegaron a Estados Unidos y se mudaron al área de Chicago, donde comenzaron su familia. La familia continuó creciendo y permaneciendo en el área de Chicago y, finalmente, mi padre nació como el quinto y último hijo de su familia. Su herencia alemana continuó siendo una gran parte de la vida de la familia de mi padre porque desde una edad temprana a menudo iba a la casa de mis bisabuelos para la comida alemana, y estaba rodeado de personas que hablaban alemán. Mi padre dijo, “I would always go to the city for a week every summer and live with my grandparents which was a very German neighborhood at the time… they got together for coffee and conversation and they would play games and I used to try and pick up what I could so I knew what the adults were talking about.” Estar rodeado del idioma de esta manera ayudó a mi padre a dominarlo. El estar constantemente con personas que hablaban alemán le ayudó a acostumbrarse a la función y la fonología del idioma. También le dio un mayor incentivo para aprenderlo y sentirse más involucrado con su familia. Además de querer participar en la conversación, el idioma alemán era algo que usaban mientras cocinaban. Mi papá mencionó que saber el idioma fue muy útil. “For the cooking and stuff, a lot of the words we used to use for the foods we ate were in the original language.” Esto demuestra que los elementos culturales (como la cocina) que pueden involucrar el lenguaje son muy importantes al aprendizaje.

Estar inmerso en una cultura y una comunidad puede ser una forma eficaz de aprender un idioma. En el caso de mi padre, obtuvo la mayor fluidez con el alemán en su último año de la escuela secundaria, “when I went to Germany and there was really no option to translate in English that I really started picking it up. When I got immersed in the language, things started flowing a little better. Out of necessity I started picking up more and more.” Rodearse de la cultura le permitió a mi padre comprender mejor cómo funciona el idioma y lo obligó a salir de su zona de comodidad. Realmente es un fenómeno psicológico porque, socialmente, obtenemos nuestra identidad de las personas que nos rodean. Tendemos a necesitar que otros nos ayuden a descubrir quiénes somos y cambiamos en función de determinadas situaciones (Riley, 2007). Estar inmerso en una cultura donde se habla el idioma provoca que uno se adapte para satisfacer las necesidades de esa situación. Además, “communicative practices- any communicative practices- do not just communicate messages, they also communicate identity. Speaking and communicating in cultural and group-specific ways proclaims membership of that culture and group” (Riley, 2007, p. 93).

La familia de mi abuelo. En esta foto están mis bisabuelos, unas tías abuelas y unos tíos abuelos con mi abuelo cuando este era un niño. Cortesía de Elise Heerdegen.

Al hablar con la gente e interactuar con una cultura, no solo se aprende más sobre ellos, sino también se desarrolla un vínculo y una conexión más fuertes con esa cultura. Aprender el idioma puede hacer que sea mucho más fácil para que nosotros involucremos y aprendamos más sobre la cultura. “Multi-cultural and linguistic diversity provide human beings with opportunities to learn from each other, and such sharing promotes harmony. The semantic choices and conceptual frameworks of world languages are important in sharing existing knowledge. The viewpoints and practices of different language users are important in the creation of new knowledge” (Tao, 2019, p. 42). Por lo tanto, el idioma no solo nos ayuda a celebrar una cultura, sino que también nos ayuda a aprender de diferentes culturas y mejorar nuestras propias vidas. Además, nos ayuda a compartir nuestros puntos de vista e ideas con los demás y nos permite conocer las opiniones de los demás para estar más informados.

En lo que respecta a la fluidez de mi padre en el idioma alemán, comenzó a resultarle difícil de mantener cuando algunos de sus familiares murieron. En este momento, “there was really no one to speak with anymore and it kinda became a dead language to me at that point.” Sus parientes mayores fueron un gran factor en el mantenimiento de la cultura alemana y fueron ellos los que hicieron que seguir hablando el idioma fuera una prioridad. Una vez que murieron, los padres de mi padre no continuaron la tradición de hablar alemán de manera informal en la casa. Una razón por esto es que no tenían tanta habilidad en el idioma como los otros parientes. Otra razón es que saber hablar alemán en los Estados Unidos no era necesariamente una habilidad requerida ya que el idioma principal que se hablaba era el inglés. Aunque muchos inmigrantes prefieren hablar su idioma nativo en casa, con cada nueva generación, hay una mayor preferencia por hablar inglés porque están rodeados de más personas en su vida cotidiana que hablan inglés (Alba et al., 2002). Por lo tanto, si bien el idioma nativo puede haber sido importante para la primera generación, “by the third generation, the prevalent pattern is English monolingualism, and knowledge of the mother tongue for most ethnics is fragmentary at best” (Alba et al., 2002, p. 467). Este proceso puede ser muy frustrante para las personas que alguna vez conocieron el idioma y finalmente lo pierden. Mi padre comentó, “not being able to do something I used to know how to do is really frustrating.” Eventualmente perdió toda habilidad con el idioma porque no tenía a nadie con quien hablar. Como hemos visto, el idioma es algo que se debe practicar continuamente para mantenerlo. “A language dies when people no longer use it in communication. Even if there are a small number of speakers remaining, a language may be virtually dead because there is no occasion for the survivor(s) to use such linguistic codes; then there becomes less incentive to teach children” (Tao, 2019, p. 38). Por lo tanto, a medida que pasa el tiempo, el idioma se vuelve menos deseable para hablar. Parte de esto es, nuevamente, que Estados Unidos otorga una gran importancia a la capacidad de hablar inglés, por lo que no tiene sentido seguir hablando el idioma familiar (Khazan, 2021). Sin embargo, es un fenómeno decepcionante cuando se pierde una lengua que alguna vez era tan importante.

Mi abuelo y mi padre en una fiesta de la Navidad. La Navidad es un tiempo en mi familia en que comemos muchas comidas alemanas y celebramos nuestra cultura. Cortesía de Kristen Zeiger.

Sin embargo, si bien puede parecer que el idioma es la parte más importante de una cultura, esto no es necesariamente el caso. Lo importante de una cultura son las personas involucradas en ella y la celebración de su herencia. Si bien aprender un idioma puede ser muy divertido y ayuda a sentirse más involucrado en su cultura, no hace que la cultura sea lo que es. Lo más importante de una cultura, son las personas que son parte de esa cultura. Cada miembro de una familia, o un país, una ciudad, etc. que celebra su cultura y celebra su herencia es lo que más importa. Cada persona y cada familia tiene su propia versión de la cultura y una forma en que se la traen a su familia y eso es lo que hace que la cultura sea algo tan hermoso. Esto es evidente en mi familia porque a pesar de que ya nadie en mi familia puede hablar el idioma, nuestra cultura alemana sigue siendo una gran parte de nuestras vidas. Mi padre siempre se ha asegurado de enseñarnos sobre nuestra ascendencia, hacernos mucha comida alemana, tocar música alemana y celebrar grandes eventos alemanes con mi familia. Cada año, la familia de mi padre celebra el Oktoberfest y comemos mucha comida alemana, escuchamos música alemana y pasamos tiempo juntos. Es muy importante para mi papá porque puede reconectarse con su herencia alemana que sé que extraña desde que sus padres y parientes mayores murieron. Le hace feliz que nos la esté transmitiendo a mis hermanos y a mí.

Referencias

Alba, R., Logan, J., Lutz, A., & Stults, B. (2002). Only English by the third generation? Loss and preservation of the mother tongue among the grandchildren of contemporary immigrants. Demography, 39(3), 467-484.

Breon, T. E. (2014, September 7). Learning a second language Is easier for children, but why? Science in Our World: Penn State. https://sites.psu.edu/siowfa14/2014/09/07/learning-a-second-language-is-easier-for-children-but-why/ 

Castillo, D. (2003, December 3). German economy in the 1920s. UC Santa Barbara. https://marcuse.faculty.history.ucsb.edu/classes/33d/projects/1920s/Econ20s.htm

Khazan, O. (2021, June 4). Americans say immigrants should learn English. but U.S. policy makes that hard.  The Atlantic. https://www.theatlantic.com/politics/archive/2021/06/why-cant-immigrants-learn-english/619053/

Ludwig, J. (2021). The key foreign language teaching methodologies and how to choose the best for you. FluentU. https://www.fluentu.com/blog/educator/foreign-language-teaching-methodology/

Riley, P. (2007). Language, culture and identity: An ethnolinguistic perspective. Continuum.

Strevens, P. (1973). Second Language Learning. Daedalus, 102(3), 149–160. http://www.jstor.org/stable/20024151

Tao, G.. (2019). Globalization of English: Loss of minority languages and cultural destruction. International Forum of Teaching and Studies 15(2), 36–44.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

12 Responses

  1. Me pareció tan interesante el tópico que escogiste. Mi parte favorita fue la introducción, el articulo empezó de una manera muy llamativa porque eso es algo que nos pasa a todos muy frecuentemente. Es cierto que el lenguaje no necesariamente es la cultura y es muy bonito ver la diferencia de lenguajes en una universidad por ejemplo. Mi abuela es Arabe y cuando era chiquita me hablaba en Arabe un poco mas que ahora. El idioma es un topic que nunca va a pasar de moda. Buen trabajo!

  2. Creo que este artículo hace un gran trabajo al hablar sobre cultura y cómo el lenguaje no es la única parte de ella. Como alguien que aprendió español durante mi niñez, pero tuvo dificultades para seguir practicándolo después de la muerte de mi bisabuela, entiendo lo que se siente al no ser tan competente en un idioma antes. ¡Disfruté leyendo este artículo hasta el final!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.