La práctica hace al maestro: Lo difícil que es mantener ser bilingüe

Lo dificil que es mantener ser bilingue. Creado en Canva.

Desde que era una niña pequeña, mi madre y abuela me inculcaron su lenguaje: el español. De joven, diría que mi español era más fluido que mi inglés. Veinte años después, esa niña pequeña ya no tiene la seguridad suficiente para hablar español en público por temor a que me humille la gente como una vez lo hicieron. Sin embargo, el proceso por el que pasé para aprender español repetidamente no fue fácil. Solo puedo imaginarme lo duro que fue para que mi abuela y tía abuela aprendieran inglés ya de adultas. Por lo tanto, el saber hablar y entender inglés se mira como inteligencia y como una habilidad. Como graduada universitaria, la lucha por sentirme segura y cómoda al hablar español es dura. Ser bilingüe es difícil porque, al no tener práctica familiar y ni cultural, mantener un segundo lenguaje es una lucha en la sociedad.

La práctica es clave para aprender y seguir siendo bilingüe. Cortesía de Canva.

La práctica es clave para aprender y seguir siendo bilingüe. Como dice el refrán, “Practice makes perfect,” pero, en el lenguaje, aunque la perfección no se alcance, la práctica permite un progreso constante para aprender y mantenerse bilingüe. Existe una lucha por mantenerse bilingüe, y esto es importante por qué los mexicoamericanos o la segunda/tercera generación de hispanos luchan por hablar tanto español como inglés (Velázquez, 2009). Sin embargo, hablar español en los Estados Unidos no se aprecia ni se cree que sea inteligente. Se cree que los hispanos, los mexicanos o cualquier descendiente de países hispanohablantes, es un inmigrante insensato. En las palabras del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, “This is a country where we speak English. It’s English. You have to speak English” (CNN, 2015). Entonces, ¿cómo se puede practicar español, cuando la sociedad y las personas de mente cerrada evitan el español y no lo quieren escuchar?

En un país que representa la oportunidad de vivir una vida de libertad, hablar español no forma parte de esa idea. Con frecuencia, los mexicoamericanos, hispanos o cualquier individuo de ascendencia latina son vistos como inferiores y despreciados por hablar español. Estos individuos con cabeza de toro creen que el inglés es el idioma oficial de los Estados Unidos. Sin embargo, “Estados Unidos no tiene un idioma oficial. No lo establece la Constitución ni existe un documento que así lo declare” (Llorente, 2019, párr. 1). Lo que muchos no saben es que en los Estados Unidos hay cerca de 60 millones de latinos, de los cuales no todos hablan inglés. En el artículo de Ana Celia Zentella, se afirma que “No one expects you to change your color, but you’re expected to change the way you talk radically to earn respect” (2007, p. 26). No solo es el español, sino también el cambio de código, que es el acto de cambiar entre lenguas en una frase. También es más común entre los latinos que nacieron y se criaron en los Estados Unidos (Zentella, 2007, p. 32) y se hace de diferentes maneras y a diferentes grados según el dominio del español de cada hablante (Escobar & Potowski, 2015). El mensaje es claro: hablar español y cambiar de código en los Estados Unidos está “particularly devalued …[and] low status'” (Zentella, 2007, pp. 26, 29).

Un idioma a menudo se empieza a aprender en la sala de estar. Cortesía de Unsplash.

El español que se habla en casa, con la familia y los amigos, tal vez incluso en el trabajo o en la escuela, es el único momento de práctica. Por experiencia personal aprendí ambos idiomas en la casa; sin embargo, ahora solo me siento segura de hablar inglés con fluidez. Incorporar el uso de ambos lenguajes requiere un gran esfuerzo. Es posible hablar ambos idiomas y mantener el uso de ambos, pero solo si hay práctica diaria y regular (D. Pascual y Cabo, comunicación personal, 16 septiembre, 2020). En un artículo para padres que piensan criar a los hijos bilingües, los investigadores afirmaron que la clave al éxito bilingüe es clara: más es mejor y más temprano es mejor. Por eso es importante que los padres expongan a sus hijos a muchos y mejores oportunidades de aprender un nuevo idioma (Byers-Heinlein & Lew-Williams, 2013).

Un idioma a menudo se empieza a aprender en la sala de estar. Sin familia, la oportunidad de aprender un segundo idioma es menos posible. “In many cultures and in many families, young children experience a very rich language during the first years of their life” (Byers-Heinlein & Lew-Williams, 2013, sec. 5) La gente más cercana de nosotros son los que inculcan los idiomas que hablemos en su futuro. La mayoría de las personas que aprenden a hablar español a una edad temprana lo están aprendiendo gracias a sus parientes. Se supone que en el hogar se puede desarrollar la seguridad para hablar y pensar libremente sin juzgar. Sin embargo, la familia también es la crítica más dura, lo que podría hacer que el proceso sea un poco estresante. En un estudio de lengua y cultura, las conclusiones mostraron “Mexican families to be highly critical of [bilingual speakers] and their dialect” (Riegelhaupt & Carrasco, 2000, p. 417). Por lo tanto, la oportunidad de aprender un nuevo idioma viene con altas expectativas de los miembros de la familia para hablar correctamente.

Ademas, hablar spanglish es visto como una tontería o ser “pocho” (Zentella, 2007, p. 33). La mayoría de los hablantes de spanglish se clasifican en estereotipos dañinos que afectan en gran medida su confianza e identidad. Las definiciones de spanglish se refieren a la mezcla de ambos idiomas, español e inglés. El spanglish es una forma creativa de hablar bilingüe que se genera y refleja el vivir en dos culturas. Pero hablar en spanglish también se ve negativamente y tiene muchas más críticas tanto de los anglófonos como de los latinos (Rangel et al., 2015; Zentella, 2007). El rostro de los latinos temerosos de la inseguridad lingüística proviene de “who speaks Spanish or English more fluently, or whose … Spanish or English is more correct (Zentella, 2007, p. 35). Sin embargo, hablar spanglish significa cambiar de códigos, y los investigadores enfatizan que son precisamente las personas que son más competentes en ambos idiomas las que cambian de código con facilidad (Escobar & Potowski, 2015).

Tres generaciones de mujeres. Cortesía de Alexandra Cantu.

La cultura se refleja en ti, pues las raíces y la herencia son el epítome para aprender un segundo idioma. La ubicación donde un individuo aprende un nuevo idioma es la base de cuán cómodo y seguro está para hablar el idioma. Cuando yo era una joven latina que crecía en una ciudad fronteriza, nunca me sentí avergonzada de hablar español en casa con mi familia y amigos. Pero a medida que crecía, me volvía más consciente de cómo yo y los demás hablábamos. Rápidamente me di cuenta de que no tenía el mismo acento que ellos y me dio vergüenza hablar español. A pesar de vivir en una ciudad fronteriza, en la escuela era mal visto hablar español. No se nos permitía hablar español a menos que estuviéramos físicamente en la clase de español. El inglés se hizo cumplir estrictamente. Rápidamente después, había perdido la forma de hablar español. Yo sólo hablaba inglés. Sin embargo, cuando me mudé a San Antonio, a solo dos horas de mi ciudad de Laredo, el ambiente cambió. Hablar español o spanglish era mucho más apreciado en San Antonio. En mi primer año de universidad, empecé a aprender español de nuevo con la ayuda de mi abuela y mamá. El proceso para volver a aprender lo que había aprendido de niña era muy difícil. Yo estaba más consciente de mi entorno y la práctica en público me asustó por miedo a ser humillada. Por esa razón burlarse de una persona que aprendió un segundo idioma no es aceptable.

Rápidamente expresé la gratitud que tengo por mi madre y mi abuela por enseñarme español y por enseñarme la importancia de mantener un idioma. La razón principal por la que aprendí español fue para convivir con mi abuela. Cuando perdí mi español en la secundaria, había un momento que fue muy difícil comunicarme con mi abuela. Si bien aprendí español de nuevo, es la lucha que mi abuela y tía abuela enfrentaron cuando se mudaron a los Estados Unidos, lo que es crítico. Estoy segura de que la lucha por aprender inglés fue más difícil de lo que es hoy. A pesar de vivir en el sur de Texas en el siglo XXI con una comunidad predominantemente mexicana, los estadounidenses pueden ser difíciles y intimidantes para aprender un nuevo idioma. Aprender un idioma es dificil; quizás lo más difícil es la presion de aprender el nuevo idioma y dominarlo. No sólo para hablar sino para hablar correctamente. No fue el primero ni será el último, pero burlarse de una persona que está aprendiendo un nuevo idioma puede tener graves repercusiones. Las dificultades que se enfrentan para mantener un idioma son difíciles, ya que no hay necesidad de burlarse o disminuir la forma en que alguien habla.

Cuando practicas un idioma, debes sentirte confortable y confiado. Es importante entender que aprender un nuevo idioma no es fácil; por lo tanto, también es importante ser amables entre sí. Es injusto que las personas sean marginadas por los anglófonos porque no son “americanos puros” y criticados por los hispanohablantes por no hablar el español correcto. Se nota que fue difícil para ellos aprender un lenguage nuevo y tratar de mejorar y aprender más. Saber dos idiomas es difícil en sí, tener que escuchar de personas que no te apoyan por no hablarlo correctamente debe de ser más frustrante. Para combatir estos criticos malos y minimizar esta presión de hablar “perfecto”, todos tenemos que tratar de entender que aprender una segunda lengua no es fácil.

Las dificultades que enfrenta la sociedad para mantener un lenguaje hacen que sea desafiante pero no imposible. El viaje de cada persona es único, pero los temores de no ser respetados son los mismos. Se sabe que hablar español fuera del hogar causará que los individuos se sientan ridiculizados. La familia, la cultura y la práctica pueden ser beneficiosas para mantener un segundo idioma. Sin estos tres factores es muy difícil aprender y mantener un idioma. Así que si usted sabe un idioma diferente de su nativo, debe estar orgulloso de su trabajo duro y dedicación, porque sabemos que no fue fácil.

Referencias

Byers-Heinlein, K., & Lew-Williams, C. (2013). Bilingualism in the early years: What the science says. LEARNing Landscapes, 7(1). 95-112. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6168212/

CNN. (2015, September 16). Trump: We speak English here, not Spanish. https://www.youtube.com/watch?v=eNjcAgNu1Ac&app=desktop

Escobar, A. M., & Potowski, K. (2015). El español de los Estados Unidos. Cambridge University Press.

Llorente, A. (2019, November 7). ¿Hablas español? Cómo y cuándo llegó el español a EE.UU. (y fue primero que el inglés). BBC Mundo. https://www.bbc.com/mundo/noticias-47339095

Rangel, N., Loureiro-Rodríguez, V., & Moyna, M. I. (2015). “Is that what I sound like when I speak?”: Attitudes toward Spanish, English, and code-switching in two Texas border towns. Spanish in Context, 12(2), 177-198. doi:10.1075/sic.12.2.01ran

Riegelhaupt, F., & Carrasco, R. L. (2000). Mexico host family reactions to a bilingual Chicana teacher in Mexico: A case study of language and culture clash. Bilingual Research Journal, 24(4), 405-421. doi:10.1080/15235882.2000.10162775

Velázquez, M. I. (2009). Intergenerational Spanish transmission in El Paso: Parental perceptions of cost/benefit. Spanish in Context, 6(1), 69-84. doi:1010.1075/sic.6.1.05vel

Zentella, A. C. (2007). “Dime con quién hablas y te diré quién eres”: Linguistic (in)security and Latina/o unity. In J. Flores & R. Rosaldo (Eds.), A Companion to Latina/o Studies (pp. 25-38). Blackwell. doi:10.1002/9781405177603.ch3

 

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

20 Responses

  1. ¡Hola Alexandra! Me encanta tu artículo y creo que mencionas muchos puntos buenos. Creo que es interesante como a pesar de que la cultura de muchas personas de San Antonio es hispana, el español no es tan común cada vez que sales de tu casa, aparte de las clases y algunos restaurantes. También, estoy de acuerdo porque creo que en nuestra sociedad, la hace difícil a mantener lenguas de otras culturas. Mi abuela tratar a enseña español a mí pero cuando mi abuela murió, ninguno de mi familia me hablaba español y mi español sufrió lentamente debido a eso. ¡Qué gran artículo que habla de un tema tan importante!

  2. ¡Tu articúlo es muy interesante, Alexandra! Me gustó mucho como tu compartiste tu experiencia con las dificultades de ser bilingüe. Ser hablante de herencia de español en los Estados Unidos puede ser difícil porque hablar español a veces tiene estigma en la sociedad, y hablar más inglés que español también tiene estigma en muchas familias hispanas. Me gusta lo que tú dices que también es importante ser amables entre sí.

  3. Hola Alexandra! Tu articulo me gusto mucho. porque con tu articulo me pude relacionar a cuando yo era niña y aprendía el Ingles. Al igual que tú a mi también me costaba hablar el idioma (en mi caso el ingles) y con la ayuda de mis maestros (en tu caso tu familia) pude mejorar mi Ingles. Me gusto que al pesar de que te daba miedo el hablar el español en publico no dejaste de hablarlo lo mejoraste. No mucha gente hace lo mismo.

  4. !Hola Alexandra! Tu artículo tiene dos puntos que me interesan. El primero es la parte de tu artículo que menciona que San Antonio es una ciudad buena para aprender y hablar español. Me gusto esta parte porque no tengo nadie en mi familia que habla espanol y antes de venir a St. Mary’s, no tenía experiencia en español fuera de la escuela. Sin embargo, después de mudarme a San Antonio, conozco a muchas personas que hablan español en varias formas. También, estoy de acuerdo que la perfeccion esta al alcance.

  5. Porque solo hablo en inglés, no sabía que se cree insensato si alguien habla español en los Estados Unidos . Por eso es difícil que la gente aprenda español . Ademas, la gente deberían aprender español mas facilmente en la casa, pero a veces la familia los critica. Asi era en mi casa. Entonces, yo ya no quería aprender más porque me daba vergüenza. Este artículo fue muy interesante de leer porque describía mi vida.

  6. Los puntos en el articulo son muy interesantes y puedo relacionar con unos. Yo tambien siento uno forma de inseguridad por perder mi lengua y la fluidez que tuve desde nino. Igualmente no me siento confidente cuando tengo conversaciones con amigos y otra gente.

  7. ¡Hola Alexandra! Me encanto tu articulo. Cuando yo era niño, yo tambien era más fluido en el español que en el ingles. Ahora, yo digo que soy un poco más fluido en el ingles, pero todavía hablo en el español bien. Yo creo que mi español todavía está bueno porque la razon de “la familia, la cultura y la practica” es bien fuerte conmigo. Con mis tios y padres, yo no mas hablo puro español. Se siente rado hablar ingles con ellos, eso tambien factura con nuestra cultura fuerte mexicana y yo practicando cada día con mis padres en la casa. ¡Fue un articulo excelente!

  8. Yo pienso que su articulo es muy interesante porque tu haces algunos puntos buenos. A mi me gusta cuando tu frase, “Como dice el refrán, “Practice makes perfect,” pero, en el lenguaje, aunque la perfección no se alcance” porque siempre yo sentí que tenía que ser perfecta antes de hablar en voz alta. Pero esto es falso. Aprendiendo, o en este caso, aprendiendo otra vez, es un proceso – tomará tiempo. Todavía me siento incómoda para hablar en frente de otras personas, especialmente si hablan español mejor que yo. Pero con más tiempo, voy a saber mucho más.

  9. !Hola Alexandra! Tú artículo es muy interesante para mi porque yo soy de Illinois y nadie en mi familia habla español. Me gustó cómo mencionaste que es difícil a aprender y de mantener una lengua cuando no estás en un lugar donde lo hablen o estés rodeado de la cultura. En mi casa, nadie habla español y yo quiero hablar en español y practicar pero no puedo hablar con las personas en mi familia y también no tiene cultura de habla hispana en absoluto.

  10. !Hola Alexandra! Igual que tú, yo también diria que mi español era mejor cuando era más joven comparado a hoy. Es duro hablar español alrededor de tu familia por qué uno no quiere ser criticado. Solía ​​sentirme así pero con el tiempo ellos empezaron a acostumbrarse a mi español. Entienden que todavía puedo comunicarme con ellos, solo tiendo a olvidar algunas palabras, pero eso no significa que no lo entiendo ni lo hablo. Me encanto tu articulo y tu entrada personal. Unos de mis artículos favoritos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.