La Discriminación y su Efecto en el Idioma Nativo y la Identidad Cultural

Esta imagen representa la discriminación del idioma en los Estados Unidos y cómo silencia las voces hispanas. Cortesía de Cyprus Mail.

Introducción

Durante muchos años, la gente ha dejado de lado el problema duradero de la discriminación lingüística en los Estados Unidos. La frase “habla inglés; estás en Estados Unidos”, se ha convertido en palabras consistentes que salen de la lengua de muchos ciudadanos nacidos en los Estados Unidos. Están disgustados y/u ofendidos por las lenguas nativas que muchas familias inmigrantes traen consigo a este hermoso país. Aproximadamente cuatro de cada diez latinos dicen que han tenido una experiencia de alguna forma de discriminación en el ultimo año; los hispanos son un objetivo fácil de la discriminación de lenguaje en los Estados Unidos (Lopez et al., 2018). Los ataques a la forma de expresión de uno con la intención de censurar son una violación de la primera enmienda. Los angloamericanos parecen inocentes, pero les están quitando la lengua materna. Las personas que viven en un país en el que el inglés es la lengua reinante pero que no son anglosajones y las personas que no pueden identificarse completamente con solo hablar inglés estándar. Deben ser capaces de hablar el idioma con el que pueden conectar su identidad y que puede comunicar las realidades y valores fieles a sí mismos, en lugar de asimilarse al silenciamiento angloamericano (Anzaldúa, 1987).

“English only”: El movimiento para limitar español en los Estados Unidos. Cortesía de BBC News Mundo.

Estados Unidos ha sido un país muy respetado y fuerte durante décadas, pero lo que muchos no ven es la cantidad de prácticas contra la inmigración y la discriminación lingüística que hay en el país. Muchas personas en los Estados Unidos crecen bajo puntos de vista nacionalistas y eventualmente crecen creyendo que nadie más se compara, lo que a su vez se suma a la discriminación continua que enfrentan muchas familias inmigrantes. “En Estados Unidos, especialmente recientemente, muchas personas no han sido tratadas de la misma manera que otras simplemente porque se ven o hablan de manera diferente. Hemos visto cambiar la forma en que tratamos a las minorías a lo largo de la historia. Cada vez más personas han sido atacadas por ser de una cultura diferente o hablar un idioma diferente al inglés. Muchas veces los hispanohablantes experimentan prejuicios y racismo debido a su idioma. A menudo son estereotipados, maltratados o incluso agredidos solo por hablar español” (Maldonado, 2020, párr. 1). Ser incapaz de hablar su idioma nativo por temor a su seguridad puede ser traumatizante y humillante, casi haciendo que parezca que su cultura es inferior.

Lo que la gente tiende a olvidar es cuán estrechamente relacionado está el lenguaje con la cultura de alguien y cuando se le quita uno puede afectar al otro. Como dicen Brown et al. (2020), la cultura y el lenguaje son inseparables porque el lenguaje codifica la cultura y proporciona los medios a través de los cuales esta se comparte y se transmite de una generación a la siguiente. Los seres humanos piensan en el lenguaje y hacen todas las actividades culturales usándolo. Rodea cada uno de nuestros momentos de vigilia y sueño, aunque no solemos pensar en su importancia. La hispanofobia en los Estados Unidos se ha apoderado de la lengua materna y la identidad cultural de muchas personas.

Hispanofobia y Discriminación Lingüística

Hispanofobia es un término utilizado para definir el racismo hacia los hispanos, su cultura y su idioma. Desde que los hispanos pueden recordar, nunca ha habido un verdadero sentimiento de inclusión o aceptación por parte de los estadounidenses y los Estados Unidos. En 2015, el presidente Trump dijo “This is a country where we speak English, not Spanish” (CNN, 2015). Este problema está tan extendido que las figuras políticas de alto perfil se incluyen en el grupo de individuos que no aceptan a los hispanos en los Estados Unidos. Según Pew Research Center “A large margin believe that immigrants have to speak English to be a part of American society and even more so that English should be taught to the children of immigrants” (2006, párr. 1). En realidad se debe mostrar respeto y aceptación hacia la cultura y el idioma que las familias inmigrantes traen consigo, en lugar de intentar que se asimilen al estilo de vida estadounidense. La discriminación lingüística hacia los hispanos es aún más engañosa que denunciar su raza porque no se puede cambiar la raza/etnia, pero se espera que se cambie el idioma simplemente porque es posible (Zentella, 2007). “The attack on languages other than English denies immigrant children and their families a basic human and civil right, namely the right to learn in their native language” (Gounari, 2006, párr. 1 ).

Los profesores se frustran si un estudiante no puede hablar correctamente el inglés. Cortesía de Orange County Register.

Ha habido muchos incidentes de hispanofobia, racismo y discriminación lingüística en los Estados Unidos durante las décadas. Los hispanohablantes eran castigados por hablar español en la escuela, ya fuera durante el tiempo de clase o en su tiempo libre. A Carmen Ramírez, una chicana de 60 años, se le entrevistó sobre la discriminación lingüística y sus experiencias con ella. Ella es de El Paso y creció hablando español durante una época en la que la discriminación contra los hispanos era aún más profunda de lo que es hoy. Como afirma Ramírez, los castigos en la escuela incluían ser golpeado por una regla de medición, ser arrastrado a la oficina del director por el cabello y ser detenido. A estos hispanos también les llamaban irrespetuosos y fuertes nombres racistas sus compañeros y maestros, como “wetback”, “dirty mexican” y “greasers”. Los problemas sucedían más allá de la escuela. Cuando Ramírez tenía apenas 10 años, su padre fue retenido a punta de pistola y golpeado frente a su familia solo porque estaban en una parte de El Paso que tenía una regla tácita que decía que no se permitían mexicanos, y se le había sorprendido a la familia hablando en español. Estos eventos sucedieron en un lugares donde se supone que se debe sentirse cómodo, como la escuela y los barrios.

Las personas que luchan con el idioma inglés pueden caracterizar a los hispanohablantes como si fueran perezosos o estúpidos, lo que puede ser en forma de restringir el acceso a la vivienda, la educación, el empleo o la atención médica (Snyder et al., 1977). El dicho, “You’re in America; speak English” se ha utilizado durante años en el movimiento para limitar el español que se habla en los Estados Unidos. Este dicho es hiriente porque se usa a sabiendas para empujar a los hispanos a abandonar su lengua materna y moldearlos para cumplir con la agenda social y cultural de los angloamericanos. Aunque es cierto que nunca hubo y sigue sin haber una política lingüística oficial en los Estados Unidos, la narrativa legislativa nunca ha sido tan obviamente racista o exclusiva como ahora en términos de idiomas distintos del inglés (Gounari, 2006). En muchos estados y ciudades predominantemente blancos, hay constantes informes de racismo y agresión hacia los hispanos en público, más ahora, debido al alto volumen de inmigrantes latinos que llegan a los Estados Unidos (Maldonado, 2020).

La Conexión entre Cultura y Lenguaje

El lenguaje es una forma de expresión que utilizan las personas de todo el mundo y es una herramienta muy importante para la comunicación. El lenguaje no solo se usa para la comunicación entre humanos, sino que también se puede usar para ayudar a las personas a conectarse con una identidad cultural específica, y no podríamos entender una cultura sin tener acceso a su idioma, debido a esta importante conexión (Guessabi, 2019; Nabi, 2017). El lenguaje también se usa a menudo para mostrar las similitudes y diferencias entre dos personas o un grupo de personas. Los idiomas específicos pueden ayudar a las personas que pertenecen a distintos grupos sociales y culturales a unirse, lo que a su vez los hace sentir cómodos y deseados. Hay formas aún más sutiles de internalizar la identificación, como a través del lenguaje que puede recordar el hogar y brindar una sensación de comodidad a aquellos que se sienten alienados. “Even before I read books by Chicanos or Mexicans, it was the Mexican movies I saw at the drive in – the Thursday night special of $1.00 a carload – that gave me a sense of belonging” (Anzaldua, 1987, p. 40-42). En última instancia, el lenguaje puede considerarse como un factor importante para ayudar a determinar la identidad de uno o para un grupo específico de personas.

Si una persona habla bien español con fonología nativa y otra persona habla español con fonología más dificultosa, pero gramática adecuada, es fácil darse cuenta de que el primero podría ser un hispano nativo y al otro se le enseñó español en la escuela. Podemos averiguar las similitudes entre dos grupos de personas en función del lenguaje debido a los acentos y ciertas palabras que se utilizan en el vocabulario. Un ejemplo de grupos que pueden estar identificados con su lenguaje serían los chicanos y los fresas de México. Los chicanos que viven cerca de la frontera, tienden a colapsar dos vocales en una sílaba, cambian el estrés en ciertas palabras e incorporan palabras del idioma inglés en el vocabulario (Anzaldua, 1987). En cambio, los fresas de México pueden identificarse por otros aspectos de su fonología. “[Fresas] tend to lengthen their vowels more than necessary, especially at the end of each phrase (ex. fraseeeeeee; “phraaaaaaase”). They also tend to put an emphasis on and lengthen the letters “s” and the “c” in “ce” and “ci.” (Jiménez de la Garza, 2021, párr. 8).

El idioma es parte de la identidad de una persona y su culture. Cortesía de LMU School of Education.

El lenguaje y la cultura están completamente entrelazados en todos los aspectos del otro. El lenguaje de una persona es esencial para su cultura y sin ella no podemos ser quienes realmente somos por dentro. Es a través del lenguaje que expresamos nuestra cultura y el grupo de personas con las que nos asociamos (Rovira, 2008). Sin embargo, la identidad de un individuo no es consistente y puede cambiar a lo largo de su vida dependiendo de ciertas situaciones, de lo que quiere el individuo en un momento determinado y de lo que un individuo piensa que otros quieren o esperan de ellos (Bucholtz & Hall, 2004). Las personas pueden elegir expresar su identidad de diferentes maneras en función de muchos factores diferentes, tal vez cambiando su idioma, pero cuando la sociedad les impone esto, puede volverse menos progresivo y puede dañar su capacidad para identificarse con una identidad cultural. La lengua materna es uno de los principales aspectos de la identidad cultural porque se recibe tan pronto como nacemos en base tanto a la historia familiar como a la genética familiar. La cultura es una parte integral de la identidad de uno y es muy importante para ayudar a una persona a descubrir quiénes son. “Culture takes on this pivotal position not only because of its intrinsic significance but precisely because it has become so bound up with the most fundamental questions of human identity in its many dimensions.” (Lieber & Weisberg, 2002, p. 275). Es importante que se celebre la cultura de uno y que se hable su lengua materna desde las primeras etapas de la vida, ya que las dos ayudan a darle a un individuo un sentido de inclusión. Si uno lucha con su idioma y es criticado por hablar ciertos idiomas desde una edad temprana, puede conducir a una crisis de identidad y la incapacidad de asociarse con una cultura específica (Urciuoli, 2008).

El problema con muchos inmigrantes y sus familias en los Estados Unidos es su incapacidad para sentirse orgullosos y cómodos hablando su idioma nativo; esto a su vez puede dañar su identidad propia y su capacidad de sentirse completos. “One repeatedly encounters poignant stories of having to forget one’s language in order to assimilate or acculturate to a new environment. Sadly, this forgetting often includes losing one’s roots. This loss of language, which inevitably leads to loss of cultural identity, carries with it many dangerous implications” (Rovira, 2008, p. 66). Cuando uno pierde su lengua original del español, esto también puede significar perder la intimidad asociada al español y la cercanía a la cultura latina.

Esta pérdida del lenguaje, que inevitablemente conduce a la pérdida de la identidad cultural, conlleva muchas implicaciones peligrosas. Aunque este problema es en parte la culpa de muchos pensadores de mente cerrada en los Estados Unidos, estos mismos hablantes del español también pueden ser algo responsables. Antes de que puedan enorgullecerse de sí mismos, deben poder estar orgullosos del idioma que hablan y reconocerlo como fuerte, hermoso y digno de ser hablado (Anzaldua, 1987). No basta con que la lengua se hable únicamente en casa como si fuera desterrada al interior de esos muros. Para poder llegar a un acuerdo completo con su identidad, deben tener plena confianza para hablar su idioma sin importar dónde estén ni quién se sienta incómodo.

Conclusion

El idioma es una gran parte de la vida de todos, pero es especialmente importante para aquellos que hablan un idioma nativo en otro país, como los latinos en Estados Unidos. Durante años, los hispanohablantes se han visto obligados a asimilarse al idioma inglés y olvidar su lengua materna. Horribles acciones han sucedido y siguen ocurriendo con el fin de tratar de evitar que los hispanohablantes hablen su lengua materna, como la discriminación y los actos racistas. Cuando estos hispanos caen bajo del modo de vida “solamente inglés” y están siendo constantemente acosados por su idioma, tienden a tener problemas para comprender su identidad, más importante su identidad cultural. El idioma y la cultura son tan importantes el uno para el otro que sin el uno el otro no puede ser abrazado. A. L. Krober dijo, “Culture, then, began when speech was present, and from then on, the enrichment of either means the further development of the other” (1923, p. 92). La hispanofobia se ha apoderado de la identidad y la vida de tantas familias inmigrantes hispanas; esto solo se puede arreglar si los estadounidenses abren su mente a nuevas ideas sobre la diversidad cultural y lingüística y si estas familias de habla hispana abrazan su idioma.

Referencias

Anzaldúa, G. (1987). Borderlands La Frontera: The New Mestiza. Aunt Lute Books.

Brown, N., McIlwraith, T., Tubelle de González, L. (2020). Perspectives: An open invitation to cultural anthropology. American Anthropological Association.

Bucholtz, M., & Hall, K. (2004). Language and identity. In A. Duranti (ed.), A companion to linguistic anthropology (pp. 369-394). Blackwell.

CNN. (2015, September 16). Trump: We speak English here, not Spanish (Video). YouTube. www.youtube.com/watch?v=eNjcAgNu1Ac&ab_channel=CNN

Gounari, P. (2006). How to tame a wild tongue: Language rights in the United States. Human Architecture: Journal of the Sociology of Self-Knowledge, 4. https://link.gale.com/apps/doc/A227887799/AONE?u=j071902005&sid=bookmark-AONE&xid=5fe9d751

Guessabi, F. (2019, October 16). Blurring the line between language and culture. Language Magazine. https://www.languagemagazine.com/blurring-the-line-between-language-and-culture/

Jiménez de la Garza, A. L. (2021, May 16). Valley vs. fresa: Are they similar? StMU Research Scholars. https://stmuscholars.org/valley-vs-fresa-are-they-similar/

Lieber, R. J., & Weisberg, R. E. (2002). Globalization, culture, and identities in crisis. International Journal of Politics, Culture and Society, 16, 273–296. https://doi.org/10.1023/A:1020581114701

Lopez, M. H., Gonzalez-Barrera, A., & Krogstad, J. M. (2018, October 25). Latinos’ experiences with discrimination. Pew Research Center’s Hispanic Trends Project. https://www.pewresearch.org/hispanic/2018/10/25/latinos-and-discrimination/

Maldonado, C. (2020, December 22). Hispanophobia: La discriminación contra las personas que hablan español. StMU Research Scholars. https://stmuscholars.org/hispanophobia-la-discriminacion-de-las-personas-que-hablan-espanol/

Nabi, A. (2017). Language and culture. Journal of Humanities and Social Science, 22(11), 91–94. doi: 10.9790/0837-2211049194

Pew Research Center. (2006, June 7). Hispanic attitudes toward learning English. Pew Research Center’s Hispanic Trends Project. https://www.pewresearch.org/hispanic/2006/06/07/hispanic-attitudes-toward-learning-english/#:~:text=Hispanics%20by%20a%20large%20margin,by%20the%20Pew%20Hispanic%20Center

Rovira, L. C. (2008). The relationship between language and identity. The use of the home language as a human right of the immigrant. REMHU – Revista Interdisciplinar da Mobilidade Humana, 16(31), 63-81. https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=407042009004

Snyder, M., Tanke, E. D., & Berscheid, E. (1977). Social perception and interpersonal behavior: On the self-fulfilling nature of social stereotypes. Journal of Personality and Social Psychology, 35(9), 656–666. https://doi.org/10.1037/0022-3514.35.9.656

Urciuoli, B. (2008). Whose Spanish? The tension between linguistic correctness and cultural identity. In M. Niño-Murcia & J. Rothman (eds.), Bilingualism and Identity: Spanish at the crossroads with other languages (pp. 259–277). John Benjamins.

Zentella, A. C. (2007). “Dime con quién hablas y te diré quién eres”: Linguistic (in)security and Latina/o unity. In J. Flores & R. Rosaldo (eds.), A companion to Latina/o studies (pp. 25-38). Blackwell.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

12 Responses

  1. Hola Isabella, creo que tu artículo hace un gran trabajo al mostrar cuán importante puede ser el lenguaje para la cultura. Creo que hay una razón por la que las personas tienen más éxito en aprender un idioma cuando también aprenden sobre la cultura asociada a ese idioma. Creo que la hispanofobia se ha convertido en un problema mayor a medida que han pasado los años, y es difícil imaginar cuánta discriminación contra otros idiomas se produce todos los días en los Estados Unidos, donde supuestamente todos son aceptados y libres.

  2. Hola Isabella, me gusto leer tu artículo. Muchos de mis amigos sufren la discriminación y el racismo del que platicas. No es ningún secreto que el racismo solo por hablar una lengua extranjera. Yo creo que das un buen argumento de la importancia cultural que este tema trae en los Estados Unidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.