Los Beneficios de los Programas Bilingües en los Estados Unidos

Libro abierto con la palabra "español" escrita encima. De N. Savranska, cortesía de Shutterstock

En el sur de Texas es muy común tener a estudiantes que son bilingües en los idiomas de inglés y español. Muchos de los estudiantes aprenden los dos idiomas por estar en la escuela y también por lo que aprenden en casa. Un artículo por el Texas Tribune ha reportado que en el estado de Texas la población hispana ha crecido por dos millones desde 2010 con los reportajes hechos por el U.S. Census Bureau. El artículo también muestra que en la región de Texas predicen que el grupo hispano va a ser la población más grande del estado para el año 2021 (Novak & Ura, 2020). Con la mayoría de padres teniendo origen hispano en Texas, se ha hecho normal para los hijos aprender el español en la casa para comunicarse con sus padres y familiares. En muchos de estos casos, estos estudiantes se inscriben en programas bilingües. Estos programas bilingües cada año se hacen más populares en los distritos escolares. Ahora, una discusión que se ha hecho popular trata de los tantos beneficios que les ofrecen las programas bilingües en la escuela a los estudiantes y cómo se utilizan. Los programas estaban creados para ayudar a estudiantes bilingües a aprender el ingles. mas bien, ahora se ha estado cambiando el uso de estos programs para ayudar a los estudiantes en una manera progresiva para enfocarse no solamente en el ingles, sino en el español también. Así que se aprende ahora más el español en estos programas.

Mesa de Clase
Escuelas y suministros de oficina en la mesa del aula frente a la pizarra. De Evgeny Karandaev, cortesía de Shutterstock

Los programas bilingües estaban implementados como un servicio que debía ser ofrecido por las escuelas de los Estados Unidos. Muchos activistas latinos para la educación reclamaban que los programas bilingües eran parte de estar igual bajo la ley. En el tiempo del movimiento de los derechos civiles, el senador Ralph W. Yarborough, representando Texas, introdujo ‘The Bilingual Education Act’ en donde se iba a implementar ayuda académica para los estudiantes hispanohablantes con su transición del español al inglés. La legislacion se hizo ley el 21 de diciembre de 1967 (Porter, 1998; Schissel, 2009; Stewner-Manzanares, 1988). Ahora, más de 40 años después que esta ley se pasó, los programas se han cambiado para promover el uso y comprensión de los idiomas español e inglés. Estos programs bilingües se han evolucionado según las necesidades de los niños particulares. Ahora se han creado diferentes programas bilingües como el ‘transicional’ para ayudar a los estudiantes a hablar en inglés, el ‘bidirrecional’, también conocido como ‘Dual Language’, en donde las instrucciones de la clase están en inglés y español, el ‘inmersión’ para los estudiantes que no saben el inglés pero todavía se les dan las instrucciones en inglés con ayuda durante un tiempo limitado, y últimamente el ‘English as a Second Language’ en donde el estudiante se pasa el día en clases específicas para ayudarles a aprender a escribir y hablar el inglés, dependiendo del nivel del estudiante, generalmente quedándose en estas clases por unos años hasta que puede integrarse a las clases regulares (Learn.org, n.d.).

En la ciudad de San Antonio, uno de los distritos escolares más populares, el San Antonio Independent School District (SAISD) ha implementado muchos programas bilingües en los últimos dos años. El San Antonio Report describió el crecimiento de estos programas dentro del distrito; empezando con dos escuelas con programas bilingües en el año 2016-17, hasta ahora, cuando se ofrece el programa en 45 escuelas (Donaldson, 2018). Estos números solo son un porcentaje pequeño de cuántas escuelas en Texas se han empujado para crecer los programas bilingües.

Cuando uno inscribe a un estudiante en un programa bilingüe, uno está de acuerdo de que la maestra va a enseñarle 50% en inglés y el otro 50% en español. Los padres hispanohablantes inscriben a sus hijos porque ya están familiarizados con el español y quieren que su habilidad lingüística se haga más fuerte con maestros capaces de monitorear el español del estudiante. El artículo de The Edvocate dice, “Learning is learning” (Lynch, 2016, párr. 3). En esto reflejan que lo más que un niño puede aprovechar de los nuevos conceptos, lo más que sus cerebros están sintonizados y pueden aprender a lo largo de la vida. La idea de que los estudiantes son capaces de tener más actividad cerebral solo puede llevar a uno a asumir que tendrán la capacidad de participar y comprender las actividades integrales implementadas por estos programas.

Los estudiantes que llegan a la clase ya conociendo dos idiomas podrían clasificarse erróneamente como más difíciles de trabajar porque muchos pensarían que aprender dos idiomas ralentizaría su aprendizaje. Sin embargo, hay muchos estudios que demuestran lo contrario. Waterford dice que los estudios apuntan que los estudiantes bilingües obtienen ciertas habilidades de prelectura, como la adquisición de la alfabetización y un rango de vocabulario más alto, más rápido que los estudiantes monolingües. También dice que el bilingüismo está asociado con otros beneficios cognitivos como las habilidades multitareas, la creatividad y la memoria funcional (Waterford.org, 2019). Con cualquier nivel que el estudiante habla de español o inglés, ellos ya están puestos a la ventaja por aprender más de los dos idiomas.

Sana Sana Colita de Rana
Sana, sana, colita de rana (get well, little frog butt). Canción infantil tradicional española para curar a niños enfermos. Dibujo de rana divertido y lindo. De Sudowoodo, cortesía de Shutterstock

Muchas ventajas para los estudiantes bilingües no solo se ven en lo académico sino también en la identidad propia de ellos. Los programas bilingües se han hecho más populares en los años recientes y también se ha visto un incremento en el porcentaje de estudiantes graduados de la preparatoria y de la universidad. El Departamento de Educación de EE.UU. reporta que entre los años 2000 y 2015, la tasa de graduados hispanos yendo a la universidad ha incrementado de 22% a 37% (Field, 2018). Uno puede preguntar, ¿Qué tiene de importancia esta información para la identidad de un hispano? Pues, con más programas haciéndose disponibles, más estudiantes se hacen cómodos con la clase para expresarse uno mismo en sus tareas. No solamente ayudan al estudiante a expresar su identidad sino que también lo hace cuando están aprendiendo y entendiendo la lengua española.

La ventaja de tener programas bilingües permitirá a los estudiantes tener la libertad de aprender en un entorno que se ajusta a su herencia hablada, en lo que permiten las instituciones. Los programas sostienen la identidad cultural del estudiante. Un estudio de Arizona State responde a la necesidad de la educación bilingüe al demostrar que los estudiantes en estos programas tienden a ser más autodeterminantes en estos entornos (Moses, 2001). La Srta. Carla Martinez Alvizo, una ex maestra de español a nivel de secundaria y preparatoria, ha notado que los estudiantes sobresalen cuando su idioma materno es apoyado por la escuela. Ella también dice que el apoyo de estos programas ayuda a los estudiantes a sentirse menos avergonzados de hablar su idioma materno en diferentes entornos que no sean sus hogares (comunicación personal, 21 noviembre, 2020).

Muchos pueden argumentar que los programas de educación bilingüe por razones tales como estas utilizan una gran suma de fondos federales; que los programas no están ayudando a ampliar el uso de dos idiomas, sino que se están utilizando para ayudar a los niños inmigrantes o hijos de inmigrantes a aprender inglés para ponerse al día con su trabajo de clase. Hay muchas razones por las cuales la educación bilingüe no sería beneficiosa para los estudiantes bilingües que se espera que ingresen a estos programas. Desde el principio, cuando se introdujo la Ley de Educación Bilingüe como legislación federal, se estableció sin componentes claves en el proceso. La financiación estaba disponible, pero los profesores no, los planes de estudio tuvieron que ser cambiados en gran medida y fue vago al explicar cuál sería este otro idioma. Se comprometió principalmente a ayudar a los estudiantes a aprender inglés, no a aprender inglés y español (Goldenberg & Wagner, 2015; Porter, 1998). Avanzamos 50 años y esta ley ha sido enmendada varias veces y ha tenido legislaciones de seguimiento como la Ley Que Ningún Niño Se Quede Atrás y ahora la Ley Cada Estudiante Triunfa. Siguiendo la legislación original para ser más inclusiva, la nación aún lucha por ofrecer programas de asistencia a los estudiantes (Goldenberg & Wagner, 2015). La Srta. Estefany De Los Santos, maestra del segundo grado, ha manifestado que en su experiencia docente ha llegado a la conclusión de que piensa positivamente en aquellos que saben dos idiomas, pero tiene sentimientos mezclados sobre los programas bilingües. Ella afirma que los programas de educación bilingüe deben ser muy fuertes y seguir la fidelidad para que los estudiantes realmente crezcan a partir de ellos. Continúa y concluye diciendo “la razón por la que digo esto es porque cuando los estudiantes se trasladen a un aula totalmente en inglés, van a tener muchas dificultades si no tienen la base adecuada” (comunicacion personal, 19 noviembre, 2020).

Padre y hijo
Conceptos de educación, familia y tarea. Padre e hijo felices con libro y escribiendo en cuaderno en la casa. De Syda Productions, cortesía de Shutterstock

Sin embargo, cuando un programa de educación bilingüe se construye para prosperar adecuadamente, puede promover una gran mejora en los fines de los estudiantes, padres, maestras y escuelas. NPR ha declarado que los estudiantes de dos idiomas tienen calificaciones más altas en las pruebas y también demuestran ser más felices en la escuela. Muestran una mejor asistencia, menos problemas de comportamiento y una mayor participación de los padres (Kamenetz, 2016). Es notable que estos programas animen a los estudiantes a mejorar sus habilidades dentro y fuera del aula. El involucramiento de padres también es un cambio importante que es un paso positivo en la educación de los niños. El uso del programa de educación bilingüe permite que los padres se involucren más no porque el estudiante simplemente está aprendiendo más español, sino porque pueden comprender el trabajo que se le asigna a su hijo y pueden a la vez mantener una relación comunicativa con los maestros. Una investigación realizada en la Universidad de Wisconsin-Milwaukee tiene como objetivo mostrar a los padres que cuando trabajen con sus hijos en el idioma que aprendieron a hablar por primera vez, esas mismas habilidades podrán transferirse a otros idiomas y materias (Quirk, 2020).

Con la continuada mejora de los programas de educación bilingüe, se hace más y más fácil para los estudiantes seguir las instrucciones de la clase. Miramos muchos componentes a la educación bilingüe que los ayudan a avanzar. Con los cambios a los planes de estudios desde el principio de la introducción de estos programas, podemos anotar cambios en la participación de las escuelas, los estudiantes y los padres. Miramos en cómo el primer idioma de un estudiante entrando a la clase puede establecerse en cómo va a avanzar el estudiante y en qué maneras puede sobresalir. Superando las presunciones de los mismos estudiantes, en donde la demografía muestra altas tasas de deserción y bajas tasas de graduación, hay pocas expectativas sobre cómo se puede sentir un estudiante hispano/latino. A medida que estos programas aumentan, vemos un aumento en la confianza de estos mismos estudiantes, ya que están equipados con programas y sistemas que están a su favor. Con las escuelas en su favor, miramos a más estudiantes siendo orgullosos de dónde vienen sus familias y de lo tanto que han aprovechado en los programas bilingües. Miramos a estudiantes siendo capaces de continuar sus vidas en la casa así como en la escuela. En vez de ser víctima de múltiples personalidades, ahora son vistos como seres humanos con sus identidades verdaderas. Los programas bilingües ofrecen mucho espacio para los estudiantes hispanos/latinos para mejorarse académicamente. Lo que no se sabe, es lo que no se ha intentado. Lo que se ha intentado ya demuestra varios aspectos positivos para la vida de estos estudiantes y su futuro.

Referencias

Donaldson, E. (2018, July 23). SAISD will triple Its dual language programs in 2018-19. San Antonio Report. https://sanantonioreport.org/saisd-will-triple-its-dual-language-programs-in-2018-19/

Field, K. (2018, May 14). More Hispanics are going to college and graduating, but disparity persists. PBS News Hour. https://www.pbs.org/newshour/education/more-hispanics-are-going-to-college-and-graduating-but-disparity-persists

Goldenberg, C., & Wagner, K. (2015). Bilingual education: Reviving an American tradition. The American Federation of Teachers. https://www.aft.org/ae/fall2015/goldenberg_wagner

Kamenetz, A. (2016, November 29). 6 potential brain benefits of bilingual education. NPR. https://www.npr.org/sections/ed/2016/11/29/497943749/6-potential-brain-benefits-of-bilingual-education

Learn.org. (n.d.). What is bilingual education? https://learn.org/articles/What_is_Bilingual_Education.html

Lynch, M. (2016, April 28). Bilingual education: 5 reasons it should be required. The Edvocate. https://www.theedadvocate.org/bilingual-education-5-reasons-it-should-be-required/

Moses, M. S. (2001). Why bilingual education policy is needed: A philosophical response to the critics. Bilingual Research Journal, 24(4), 333-354.

Novak, A., & Ura, A. (2020, June 25). Texas’ Hispanic population grew by 2 million in the past decade, on pace to be largest share of state by 2021. Texas Tribune. https://www.texastribune.org/2020/06/25/texas-hispanic-population-grows-2-million/

Porter, R. P. (1998). The case against bilingual education. The Atlantic. https://www.theatlantic.com/magazine/archive/1998/05/the-case-against-bilingual-education/305426/

Schissel, J. L. (2009). Narrative self-constructions of Senator Ralph Yarborough in the 1967 Congressional Hearings on the Bilingual Education Act. Working Papers in Educational Linguistics, 24(1), 79-99.

Stewner-Manzanares, G. (1988). The Bilingual Education Act: Twenty years later. Focus, 6, 1-10. https://ncela.ed.gov/files/rcd/BE021037/Fall88_6.pdf

Quirk, K. (2020, February 21). The language of learning: Preparing teachers to work better with bilingual students. UWM Research. https://uwm.edu/news/the-language-of-learning/

Waterford.org (2019, January 29). Why bilingual students have a cognitive advantage for learning to read. https://www.waterford.org/education/why-bilingual-students-have-a-cognitive-advantage-for-learning-to-read/

I would like to thank Dr. Peace for working so diligently with me, and to Dr. Whitener for offering this great opportunity to the students of St. Mary’s University, and to all those who participated in the research and writing of this article.

Share this post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

18 Responses

  1. ¡Hola Yamilet! me gusto mucho tu articulo porque yo soy bilingüe. Yo me relaciono con tu tema porque all igual que tu tema yo e estado en programas bilingües para aprender mejor el ingles y si que me ayudaron bastante. Mucho de lo que dice tu articulo ni sabia que existía. Por ejemplo, las ea las que hablan en ambos idiomas. Es muy internaste saber de esto para poder ensenarles a los demás de estas opciones que ofrecen los programas bilingües.

  2. Yami, me gustó tu artículo porque hay beneficios de los programas bilingües que no consideré. Unos de estos beneficios es que en los programas bilingües hay efectos positivos por la familia de los estudiantes. También, es interesante que los estudiantes bilingües tienen habilidades que los estudiantes monlingües no tienen. Espero que la gente continúe el apoyo por programas bilingües en el futuro.

  3. Yo tambien soy creo que las escuelas en los Estados Unidos deben de tener clases bilingue. Los programas son muy beneficiales para la sociedad y para ser progresivo en relaciones de comunidades. Creo que esto puede traer a gente junta para tener una familiaridad con muchos estudiantes por todos lados.

  4. ¡Hola Yamilet! En San Antonio, hay escuelas como The Pineapple School que enseña el español a niños de seis meses a cinco años. Mi familia es muy amigos con una familia angloamericano que mandaron a su hijo ahí, y ahora el niño habla el español muy bien. Cuando nos ve, siempre quiere practicar el español con nosotros. Fue un articulo excelente y ojala, la idea de programas billingues se hace más grande en escuelas estadounidenses.

  5. La educación bilingüe es algo muy importante que podría ayudar a los estudiantes a futuro. El articulo me gusto como implementa muchas ideas las cuales muchos no sabemos. Muy interesante los diferentes tipos de programas, yo no sabía que había tantos diferentes e incluso muchos confunden o no saben a qué se refiere con educación bilingüe. Al mismo tiempo los beneficios no solo ayudan al estudiante lo cual es algo que debería motivar a más padres y otras personas a estar a favor de la educación bilingüe. Mas gente debería de leer este artículo, muy informativo especial para los que vivimos en San Antonio. Está muy bien escrito. Disfrute mucho leerlo.

  6. !Hola Yami! Me gustó tu artículo mucho porque pienso que los programas bilingües son buenas programas y necesitamos más. De donde soy, no todos los programas bilingües son muy buenos porque no tenemos maestros quienes están calificadas a enseñar en ambos español y inglés. Cuando vuelva a Illinois para ser maestro en el futuro, yo espero que ser una maestra que puede ayudar estudiantes en ambos inglés y español.

  7. ¡Este fue un gran artículo! Cuando comencé la escuela, los programas bilingües se centraban solo en el inglés. Es asombroso ver que las escuelas adoptan el idioma español e inspiran a los niños a amar su herencia y su lengua materna. Siento que estos programas también enseñarían a los maestros cómo alentar a los niños a seguir practicando su idioma nativo para que no lo olviden. ¡Ese fue un artículo fenomenal!

  8. ¡Hola, Yamilet! No tengo ninguna duda sobre los beneficios de los programas bilingües y estoy muy feliz de que estos programas existan. Como Andrea, yo desconocía los diferentes tipos, como el ‘transicional’ o el ‘bidirrecional.’ Me encantó tu artículo. ¡Gracias por compartir!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.